Michael Crichton

En un avión un pasajero se duerme mientras juega con una pequeña esfera dorada, parpadea y aparece en una cabina de teléfonos,

pero no puede huir se hace pequeñito hasta aparecer en un barco vikingo. Escucha historias de monstruos deboradores de hombres,

aterrado entre unas amarras. Por fin llegan a tierra y huye. Destrás de ña maleza aparece en un castillo medieval. Cruza un molino,

pero un baquero le corta el paso … Sale corriendo. Se escabuye en un bosque. El baquero lo acorrala, está atrapado. De la nada cae un gorila

sobre él aplastandole la cabeza. Aprobecha para huir. Escucha en sus espaldas los ahullidos del gorila. Se esconde en un arbusto. El gorila

se acerca husmeandolo. Un borbotón de sangre le mancha la cara. Se limpia la sangre y descubre, mientras el miedo le paraliza una cabeza

dentada que acaba de decapitar al gorila. La cabeza se giraa y lo ve. Se empieza a acercar. La tierra tiembla, los charcos vibran … y una

sacudida. Despierta. El avión tiembla y se mueve. Mira por la ventanilla. Un tornado envuelve la turbina del ala. Pero no es un tornado, es

una masa negra que se mueve cambiando de forma. El avión desciende rápidamente. La gente grita de pánico. Que acabe pronto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.