Estado de pánico
Estamos en estado de pánico o como dirían en la hora de Jose Mota, Alarma social. Pero el caso es que parece que a los que mandan y a los medios les interesa tenernos en alarma. Y además, no solucionar los problemas.

En la carretera, tienes que ir más pendiente de los controles de velocidad que del tráfico. Que no se te pase el coche de velocidad. Mientras tanto, los coches cada vez son más ligeros y apenas pisándole se embalan y no te enteras.
Pero lo importante no es controlar la velocidad interna de los coches, sino multar en las carreteras.

Pues mira en Barcelona que están muy calmaditos, que además de pagar peajes para ir a comprar el pan, los coches van muy despacitos con unas señales de limitación de velocidad que van cambiando según no se que antojo, aunque estés solo en la carretera, conduzcas a menos de 100 y el coche más cercano este en movimiento a 500 metros.

He venido de Barcelona y lo he vivido en mis carnes y probablemente en mis bolsillos. Eso, o me hicieron una foto por la noche al ver lo guapo que soy.

Solución, ten miedo, ten ansia viva, ten con Bioalcohol, mantente en alarma social, en estado de pánico.

Continuaré …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.