Aldeas abandonadas y refugiados

La crisis de «refugiados» Sirios continúa. Los sirios son hoy por hoy un pueblo abandonado.

Creo que una patera de subsaharianos se ha trasladado a una playa de Cádiz para manifestarse y reclamar atención mediática. Lamentablemente no están de moda y la tele ya no les hacen caso.

Mientras tanto Jonathan Nolan, hermano y guionista del director Christopher (Batman Begins, Origen, Interstellar, …) prepara uno de los próximo hitos literarios y frikis que verá la tv. «La Fundación» (1951) de Isaac Asimov (1920-1992).

La Fundación narra un futuro muy muy lejano de la humanidad en otras galaxias (ya no se conoce ni el origen terrestre), donde la civilización, el Imperio Galáctico, ha llegado a unos límites de evolución que ha estancado la sociedad y la hace incluso agonizar.
En toda esta crisis un hombre, Hari Seldom, inicia todo un movimiento para salvar la humanidad creando una Fundación, en un planeta desierto donde empezar de cero para conseguir un futuro para la humanidad.

¿Y todo este rollo para que lo meto a calzador como dicen mis amigos?

Soy un friki y la idea de una serie con las Tres leyes de la robótica, la psicohistoria, y Asimov es suficiente para mencionarlo y tener un nerdgasm.

Pero además, hace poco escuché en la radio que alguien proponía repoblar pueblos abandonados. Pero no tiene que haberle gustado a alguien de arriba cuando no he vuelto a oir nada al respecto.

Esta idea a la que habría que darle muchas vueltas y ponerle muchas condiciones y obligaciones además de derechos, me gustó y pienso podría ser un principio de solución general.

En España ya hay immigración, españoles sin casa y sin recursos y  ahora los refugiados sirios.

Más allá de la creación de barrios étnicos o guetos cerrados podría ser una oportunidad de integración cultural, creación de puestos de trabajo con ambulatorios, policías locales y escuelas además de alguna puntual fábrica o potenciación de la ganadería o cultivos locales, o sobretodo el turismo cultural. Donde el estado pondría los medios y los nuevos inquilinos, de aquí y de allí, pusieran de su parte.

¿utópico? En la edad media la existencia de un monasterio que conseguía poco a poco convertirse en catedral generaba a su alrededor una población activa, con obreros, cristaleros, ganaderos, … y sus familias.

Que problema sería hoy en día generar esa necesidad en el centro de una villa abandonada.

En el libro de Asimov se coge un planeta abandonado y lo repueblan consiguiendo una renovación a todos los niveles. Si bien van las mejores mentes del Imperio, también van sus familias.

En cambio esta es la noticia que veo publicada en «20 Minutos», un artículo sobre Aldeas a la venta en España, una oportunidad para una nueva vida, firmado por EFE.

Pueblos abandonados por 72.000 euros, con el único requisito de rehabilitar las viviendas. Hay una inmobiliaria que las gestiona. Además de la compra hay que hacerse cargo de la rehabilitación y mantenimiento de cada casa. Tampoco es tan barato.

Suficiente para que existan exigencias económicas, lícitas pues hay dueños, suficientes para no poder repoblar estas villas abandonadas de manera más altruhista.

Aunque siempre les quedarán a estos refugiados los pueblos abandonados como Tous (Valencia) por los que nadie se preocupa, inundados por la creación de presas hace décadas. Al final todos pueblos abandonados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.