25 años del cine 4D.

Hace 25 años se estrenaron Parque Jurásico (Spielberg) y Matinee de Joe Dante (director del Chip Prodigioso o Gremlins).

Recuerdo entrar en la sala con la película empezando y mientras buscaba el asiento me sentía como moviéndome entre las hojas de donde esperaba apareciera un Tyranosaurio.

Eso sí era 4D, una historia que te agarraba de verdad a la butaca, como le gustaba hacer a Hitchcock.

El otro día vi que anunciaban en el telediario una nueva sala 4DX en Kinepolis. «La tecnología 4DX te ofrece la experiencia cinematográfica más espectacular que existe. Combina los efectos sensoriales: viento, lluvia, ruido, nieve, niebla, los olores y la luz con el movimiento de las butacas para crear una experiencia inmersiva única.»

«Con los años que llevo yo teniendo esa idea para implantar la en un cine de mi pueblo», pensé. Pero la idea no es que fuera mía, sino de una película que vi en la tele de pequeño de la que guardaba el recuerdo de las butacas en movimiento según la acción de una hormiga gigante en la pantalla de un cine.

Sospechando que la idea de kinepolis no era tan original me puse a investigar.

Ahora sé que la película es Matinee. En Spinoff hicieron una reseña sobre su director, Joe Dante y esta película que se situa en los años 60, siendo el detonante de esta entrada la noticia de kinepolis.

Matinee cumplirá 25 años el 3 de diciembre 1993. En spinoff hablan de la admiración del director Joe Dante por el cine de serie B de los 60 y menciona el parecido del protagonista interpretado por John Goodman con Alfred Hitchcock, porque el prota siempre hace algún cameo en las películas.

Pero con lo investigado, la película de Dante, sin haberla podido revisionar todavía, parece que hace más honor a William Castle (1914 – 1977), quizás en mi opinión, un grande del cine a la altura de Melies o Harryhousen.

Castle se dedicó al cine como actor, director y productor. Fue a partir de los 60 cuando empezó a interactuar con los espectadores de la sala incluyendo mecanismos. Con «House on Haunted Hill» (1959) un esqueleto colgado de un hilo del techo sobrevolaba las butacas. Después vinieron butacas electrificadas y con movimiento, entre otras formas de interactuar con el público, que se activaban en el momento justo de la peli.

«No es tan novedoso kinepolis, por ejemplo, que una actriz interrumpa en la sala a voz en grito para anunciar lo último de tal empresa de telefonía.»

Ejemplo de sus intenciones es su web, williamcastle.com, escrita en primera persona.

… Now William Castle is dead and buried. Or so you think. But I couldn’t resist the opportunity to come back “From the Grave” and begin scaring a whole new generation. William Castle will write and produce “From the Grave” if I can find an audience not too afraid to watch, listen and read the musings from a man who has been dead since 1977. Perhaps it will be you. That is, if you dare!

… Ahora William Castle está muerto y enterrado. O eso crees. Pero no pude resistir la oportunidad de volver de la tumba y empezar a asustar a toda una nueva generación. William Castle escribirá y producirá «desde la tumba» si puedo encontrar una audiencia que no tenga miedo de mirar, escuchar y leer las meditaciones de un hombre que ha estado muerto desde 1977. Tal vez serás tú. ¡eso es, si te atreves!

Castle no llegó a ver la primera sala 4D. En 1984 aparecieron las primeras atracciones de cine en 4D para parques temáticos. A partir de entonces han proliferado esas aventuras, más menos cortas, como simuladores, de gran fama y calidad.

«Todavía recuerdo ese simulador que ponían en Navidad en el antiguo Nusico, actual Makro de Vara de Quart.»

En 2009, en Corea del Sur aparecieron los primeros cines verdaderamente 4D, no limitándose sólo al 3D que explotó con Avatar ese mismo año por todo el Mundo con mediocres resultados, y que también tuvo su sesión en ese cine sur coreano.

Desde 2010 ya hay parques en España con atracciones fijas en 4D, incluso este pasado 2017 en L’Oceanografic se adelantaron con un cortometraje de 20 minutos en una verdadera sala 4D.

Quizás esta novedad le plante cara al actual auge del cine producido para televisión, como sugieren en Spinoff, pero pienso que una buena historia siempre ganará a los FX o los 3 o 4 D, sea en tu casa o en el cine.

Mientras esta tecnología se asienta, la noticia y ¿la novedad? ha sido los cines de Kinepolis, que seguro no defraudaran. Pero novedad.

Eso ya lo ví en Matinee y lo viví con Parque Jurásico, sin 3 ni 4 De na.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.