Haced lo que yo diga!!

—Haced lo que yo diga, no lo que yo haga.
Artículo primero de San Agustín.

Ese chascarrillo me lo contaba mi padre. Esta frase expresa mi mal o buen hacer en este blog.

Hace poco me decían que yo no sabía de redes porque no tengo Twitter (sí que tengo).

Soy consciente que no hago todo lo que se puede hacer para el posicionamiento del blog porque alguna idea tengo del tema (de algo sirve trabajar más de 10 años en un departamento de comunicación). Tampoco escribo las entradas con un manual de estilo de un blogger. Las imágenes están mal renombradas. De los títulos ya ni hablamos. Algunas cosas creo, espero, que no están tan mal.

Es mi blog personal y no busco visitas.

Escribo cuando puedo y a ratos. A veces ideas aparcadas durante meses, otras escribiendo borradores y añadiendo párrafos de vez en cuando hasta completar una entrada.

Y con el único objetivo de sacar de mi cabeza mis ocurrencias. Sin ningún orden o dirección. No busco un fin económico o de reconocimiento profesional o social (visitas) con este blog. Es un hobby, una evasión.

Y la verdad es que tampoco me gusta exponer mi vida en redes sociales. No le dedico mucho tiempo a las pocas plataformas que tengo. Si no busco ni negocio, ni ser TT, ni miles de seguidores, para que dedicarle un tiempo que prefiero dedicarle a leer o escribir. A vivir fuera de Matrix.

Pienso que no estar en redes no quiere decir necesariamente que no las conoces y estar en ellas tampoco conlleva conocimiento. Sólo certifica tener fluidez.

En definitiva, hay muchas cosas que podría decir de cómo gestionar o escribir en un blog o en una red social. ¡Haced lo que yo diga, no lo que yo haga!

Author: estibi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.