Ghostbuster: Afterlife

¿Vuelve el marinero?

La nueva de los Cazafantasmas originales se estrena en el verano del 2020.

Paul Rudd

Paul Rudd de Kimberly French para Vanity Fair

En julio del 2020 está previsto el estreno de Cazafantasmas 3, en la línea temporal de 1984, la que dirigió Ivan Reitman. Aunque quien sabe si realmente estamos hablando de la segunda parte. Esta vez es su hijo, Jason Reitman, quien conducirá el Ecto 1.

La segunda parte no llegó a enganchar, aunque mantenía el elenco original. Además de llegar tarde acabó por agotar las baterías de protones. Aún así memorable la escena del puerto (que de alguna vez recurdo que no la pudieron incluir en la primera película).

La tercera, con cazadoras y en una línea temporal diferente, fracasó, creo que por las expectativas y precedentes, y por el exceso de clichés y absurdeces. Pero una segunda parte más contenida creo estaría muy bien.

Ahora está en postproducción una «resurrección» de una película de hace 40 años con la continuidad de la trama a partir de de los hechos sucedidos en el rascacielos de Nueva York en 1984 (el «Manhattan Crossrip»). Años más tarde el equipo debió separase y la empresa y los fantasmas quedar en el olvido.

El punto de partida ya lo cuenta el tráiler.

Fuente: Jason Reitman, Instagram

De izquierda a derecha en la foto,Ivan Reitman como productor, Carrie Coon es Callie, la madre; Mckenna Grace y Finn Wolfhard como los hijos y protagonistas del trailer, y el director Jason Reitman. Además también aparece Paul Rudd como el profesor Mr. Grooberson, que de pequeño vivió en persona los incidentes de Nueva York.

Se rumorea que volvería casi todo el reparto original con Bill Murray, Ernie Hudson y Dan Aykroyd, además de Sigourney Weaver. Harold Ramis, el cuarto Cazafantasmas falleció en 2014 y Rick Moranis se retiró hace años de las cámaras.

Y me ha parecido leer un run run con la vuelta de Gozer, el dios maligno de la película de 1984.

El caso es que se deja en el aire quién fue el abuelo cazafantasmas de los niños protagonistas. Por ausencias podría ser el difunto Harold Ramis, pero Dan Aykroid decía en la primera película que había tenido que hipotecar la casa familiar, que por el éxito de la empresa seguro recuperó. Y más tarde en la película relata un recuerdo de niño, en el campo quemando inocentes y dulces Marshmallow en la fogata.

Mi apuesta está hecha.