Educación especial

Semana de la educación especial

Cuando se tiene un hijo sin dificultades que hace lo que le pedimos y que tiene buenas notas, estamos felices. Pero es una alegría «normal», porque, claro, es nuestro deber.

Pinterest

Pero cuando tenemos un hijo con ciertas dificultades, que cada aprendizaje es quizás más duro y complicado que para otro niño o niña, la felicidad nos resulta más complicada, sobre todo si nuestro entorno no deja espacio inclusivos.

Quisiera pediros un favor sobre un tema importante para mí:
Esta es la semana de educación especial, autismo, dislexia, disortigrafia, discalculia, TANG, TEL, TDAH… Para todos los niños que luchan cada día para tener éxito y para aquellos que intentan ayudarlos, sería bueno enseñar a nuestros hijos y nuestras hijas, y a todos los adultos que todavía se dejen enseñar, a ser amables y aceptar a todos los compañeros de clase.

Los niños con necesidades especiales no son raros. Quieren lo que todo el mundo quiere: ¡¡¡Ser aceptados!!!

Sí, porque todos somos diferentes …

¿Y qué?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.