Taller ERS

Buen mecánico, mejor amigo.

Como buen español hay que saber de todo, más que un cuñao si cabe.

También que mínimo en un coche de los de ahora que saber cambiar una luz de cruce.

¡¡¡Enfréntate a un Opel Zafira!!!

En una hora y media no fui capaz de una luz de cruce.

Chencho, ¡HELP!

Tardó un minuto y porque yo no encontraba una tapa que yo había quitado para acceder al casquillo.

Ahora ha abierto taller nuevo.

Ese chirridito que no se te cruce en tu viaje.

Calle Maestro Serrano núm. 38 B Izq.
46200 Paiporta

Ranking

Antes, hace años, solía hacer un ranking por estas fechas en la web.

Antes yo no consideraba relevante Facebook porque te pone un mensaje grande con los cumples del día. No hay esfuerzo de memoria.

Antes los sms zumbaban al filo de las 00:00 horas del 7 de septiembre. De manera bidireccional. A las 00:00 empezábamos a ver quién era el primero de la Secta en felicitar.

Nuño era el campeón.

Cada uno se acordaba de verdad porque ni Facebook ni WhatsApp delataban los aniversarios. Y ahora aún así tiene mérito porque no siempre nos acordamos de felicitar pese a las señales (ni yo que gestiono un calendario de aniversarios sectudos en la web).

Ahora sí que hay una especie de competi o mérito ver quien es el primero de WhatsApp que desencadena el resto de felicitaciones.

Entonces he pensado en hacer una lista mezclada y au. Algunos han madrugado.

  1. Primo Joaquín Ramón (Facebook)
  2. Prima Ani de las ventas (Facebook)
  3. Juani, WhatsApp
  4. Mari, en persona
  5. Guillem, a regañadientes
  6. Isa Segovia
  7. Cristina Salavert, WhatsApp curro
  8. Leire y Jordi, WhatsApp Irlanda

Y cómo decía ya no nos acordamos. ¿Quién será el primer sectudo?

WAY

Cerveza Artesanal Picanyera

La rubia siempre estará ahí

La secta se va fermentando poco a poco. Y no es porque esté envejeciendo, sino por la relación cervecera que va en aumento. Y no es por beber litros de birra sin parar.

Ya hace años descubrí que mi apellido era y es una marca de cerveza artesanal toledana, Cerveza Sagra. Después nuestro científico más internacional, Peris, se metió de lleno en la genética de las levaduras para crear cerveza de alta calidad, y en ello está. Burgos idea sus mejores códigos de programación en pubs irlandeses, cerveceros por antonomasia.

Y ahora, el último en tirar bien una jarra de cerveza y de fabricación propia es nada menos que el Emperador.

Cerveza Way, la primera cerveza artesanal fabricada en Picanya, con la misión y visión de combinar la ciencia con el arte cervecero para crear nuevos sabores.

WAY special craft beer

Está al pasar la via camino del cementerio municipal.
C/Pio XII n°5. 46210. Picanya.Valencia
Tel: 686.88.07.37
e-mail: info@waicervezas.com
https://www.waicervezas.net/

Domador de levaduras bastardas salvajes

El cientifico y amigo David David Peris Navarro no para de publicar ensayos y avanzar en sus estudios para poder domar y controlar levaduras.

Últimamente ha aparecido en una nota de la agencia SINC del ministerio de economía y competitividad sobre las levaduras Lager.

De este artículo mi peculiar resumen plasmado en el título de este post.

No es la primera vez que aparece su nombre en algún ensayo publicado en la red. Peris es cofundador y preside ECUSA Midwest, organización que nace para ayudar a los jóvenes españoles a entrar en el mundo de la ciencia y las universodades de los Estados Unidos de América.

image

Ahora además se lanza con su propio canal de YouTube donde mostrar los avances de la ciencia y los estudios que el valenciano realiza en la Universidad de Wisconsin.

¿Que será lo próximo?

La Secta

Sherlock Holmes por Sidney Paget.

Sherlock Holmes por Sidney Paget.

Hace poco leí el relato original de «Escándolo en Bohemia» primera aventura de Sherlock Holmes escrita allá por el 1891 a manos de Sir Arthur Conan Doyle (1859-1930). La historia, narrada como casi siempre por su amigo el Dr. Watson, cuenta las aventuras de Holmes y el encuentro con «Ella», Irene Adler.

Una pequeña relexión al distanciamiento aquejado por los amigos de joventud que no es tanta cuando de verdad hay que reunirse.

«Era poco lo que yo había sabido de Holmes en los últimos tiempos. Mi matrimonio nos había apartado al uno del otro. Mi completa felicidad y los diversos intereses que, centrados en el hogar, rodean al hombre que se ve por vez primera con casa propia, bastaban para absorber mi atención; Holmes, por su parte, dotado de alma bohemia, sentía aversión a todas las formas de la vida de sociedad, y permanecía en sus habitaciones de Baker Street, enterrado entre sus libracos, alternando las semanas entre la cocaína y la ambición, entre los adormilamientos de la droga y la impetuosa energía de su propia y ardiente naturaleza.» ….

«Regresaba yo cierta noche, la del 20 de marzo de 1888, de una visita a un enfermo (porque había vuelto a consagrarme al ejercicio de la medicina civil) y tuve que pasar por Baker Street. Al cruzar por delante de la puerta que tan gratos recuerdos tenía para mí, y que por fuerza tenía que asociarse siempre en mi mente con mi noviazgo y con los tétricos episodios del Estudio en escarlata, me asaltó un vivo deseo de volver a charlar con Holmes y de saber en qué estaba empleando sus extraordinarias facultades. Vi sus habitaciones brillantemente iluminadas y, cuando alcé la vista hacia ellas, llegué incluso a distinguir su figura, alta y enjuta, al proyectarse por dos veces su negra silueta sobre la cortina. Sherlock Holmes se paseaba por la habitación a paso vivo con impaciencia, la cabeza caída sobre el pecho las manos entrelazadas por detrás de la espalda. Para mí, que conocía todos sus humores y hábitos, su actitud y sus maneras tenían cada cual un significado propio. Otra vez estaba dedicado al trabajo. Había salido de las ensoñaciones provocadas por la droga, y estaba lanzado por el husmillo fresco de algún problema nuevo Tiré de la campanilla de llamada, y me hicieron subir a la habitación que había sido parcialmente mía

Y es que todos tenemos nuestra Irene para olvidarnos un pelín de nuestros Watson’s y Holmes’s: «Ella es siempre, para Sherlock Holmes, la mujer. Rara vez le he oído hablar de ella aplicándole otro nombre. A los ojos de Sherlock Holmes, eclipsa y sobrepasa a todo su sexo.»

Por suerte esa amistad dio para 56 aventuras más.