Terres de cinema

Hay que ampliar miras.

Una buena idea para un programa. Recorrer los pueblos de la Comunitat Valenciana en dónde artistas locales o españoles han rodando películas nacionales más o menos importantes. O eso es lo que deduzco de la noticia de Valencia Plaza.

¡Ajá! ¿Lo mejor que se puede hacer para el cine? Me explico sin ser un experto.

Hay que mirar lo que se ha hecho, siempre saber de dónde se viene, pero intentar mirar al futuro y ampliar miras.

Mientras que este programa mirará película rodadas en Valencia seguramente con productoras de Madrid la Ciudad de la Luz agoniza. Maldito gobierno del PP que guarrada hicieron. Todos los peros que la izquierda y hatters quieran ponerle. Pero ahí hay un estudio de cine, mejor o peor, desperdiciado.

El programa mirará directores que hayan realizado películas «noticiario», que digo yo, pero parece que no van a mencionar al Cid o a los Lanister de Peñíscola, por ejemplo.

Mientras se mostrarán localidades valencianas donde ga habido rodajes, seguramente se omitirá al resto de escenarios españoles, como esa última cruzada rodada en Granada con Indiana Jones. PEOR aún, no se mostrarán escenarios valencianos y españoles que se puedan utilizar en futuros exteriores de producciones internacionales.

Mientras que el Gobierno es tan malo con el cine, aunque los grandes títulos españoles tengan ayudas ICO del Estado, la nueva TV autonómica incentiva amigos ideológicos y resulta una decepción de programación y otro agujero económico y de enchufismo.

Pero es que somos tan GILI ***AS que los grupos Tele5, Antena3, incluso TVE (que la pagamos todos esta última), producen películas y se promocionan su puñetero ombligo, obviando el resto de cine de las otras televisiones y desperdiciando la oportunidad de hacer películas buenas y de calidad.

Coño, que sólo exportamos actrices con tetas tetas y actores para hacer de sudamericanos a cambio de orgasmarmos por ver a Antonio Banderas o Penélope Cruz.

Y Netflix se dedica a poner en su plataforma MUNDIAL producciones españolas, y ya se quieren cargar esta empresa de streaming porque paga poco a Hacienda. Pues habría que ver cuanto beneficio sacan trabajadores de una película o serie nacional, que no son pocos los que curran, y algún que otro doblador español que trabajará en estas series que la plataforma trae en otros idiomas a España. Igual las gallinas que entran por las que salen.

Pero bueno, como decía Roberto Benigni, no hay nada que acrecente y dignifique más al nacionalismo, para estar orgulloso como «el ombligo!!!». Perdón, el melic.

Escenarios de película, Valencia Plaza

Carlos Recio y Fallarela

Fallarela incendió en sus primeras viñetas la Ciudad de las Artes y las Ciencias, antes incluso que Calatrava con sus deficiencias estructurales.

Fallarela

Pero Recio estaba dispuesto a destruir las instituciones públicas dónde … iba a decir trabajaba, mejor dónde fichaba.

Carlos Recio

De Recio escuché hablar de el hace años por Fallarela. Carlos Recio fue dibujante de cómics, con mayor o menor éxito, pero al parecer en su momento con el respaldo de altos funcionarios.

De su mano nació Fallarela, heroína incendiaria. Aunque las malas lenguas dicen que sus ideas eran … de otros … bueno, vamos a dejarlo en ideas inspiradas.

Quien me iba a decir que aquel Carlos, al cual se le ocurrieron personajes tan originales como Españísima, iba a finalizar su carrera como superhéroe que fichaba de incógnito durante 10 años (El Mundo) en su trabajo de funcionario para disimular y dedicarse a combatir el crimen, desde dentro, privando al centro de documentación de un personaje incendiario como Carles Recio.

Negocio de la cultura

Usted es un tipo honrado, se ve enseguida, pero le voy a decir una cosa, ¿quién no ha sido honrado una vez en la vida?. Ahora bien, dicen que cada día nace una persona honrada y a lo mejor es así, yo no digo que no, pero de lo que puede estar seguro es que cada minuto… nace un tramposo.
Arturo Fernández

Copio la frase que ha utilizado el pseudonimo John Surena en el blog Después no hay nada, en su entrada Hay método en mi locura: corrupción en la cultura Española.

Interesante entrada donde el autor recorre las estafas culturales a lo largo del territorio español a la altura del hombre de Piltdown. Por supuesto también aparece Valencia y el IVAM aunque en mi opinión no es la que la ha liado o colado más gorda.

image

Otra interesante entrada (escrita en valencià) es la que apareció en Rivera Express sobre el negocio de los libros de texto. El negoci dels llibres de text

En resumen este artículo describe que todas las grandes editoriales en España pertenecen a la iglesia, con sus beneficios y sus imposiciones, entre otros aspectos oscuros de la asignación de libros de texto y ayudas.

En mi opinión antiguamente la historia la escribía quien ganaba las guerras. Ahora la escribe quien paga.