Violación no abuso

No hace falta insistir para conseguir algo que otra persona está dispuesta a entregar voluntariamente.

La Audiencia Provincial de Madrid ha impuesto siete años de cárcel a un hombre que violó a una joven que había conocido en una discoteca y a la que había acompañado a su casa contra su voluntad. La sentencia explica que no hace falta “una importante violencia física” para considerar que fue una agresión y no un abuso.

El joven ha sido sentenciado a siete años de cárcel por un delito de agresión sexual, otros seis más de libertad vigilada, una orden de alejamiento de un kilómetro y la obligación de indemnizar a su víctima con 10.000 euros.

En un momento dado, la joven optó por no resistirse más y evitar así males mayores, llegando a pedir al agresor que “terminara pronto”, y todo porque él utilizó una fuerza “suficiente y eficaz”. Se habla de violación y no de abuso, dicen los jueces, “cuando la víctima se ve obligada a soportar en su cuerpo actos no consentidos”, usando una violencia “idónea”.

Explican que, en base a la jurisprudencia del Supremo “basta con que la intimidación, el temor creado en la víctima, haya sido eficaz y la condujera a no oponerse”, hablando incluso de que será suficiente con que el agresor utilice “la violencia física o la ‘vis’ psíquica”.

Fuente Cadena Ser por Alberto Pozas

Practicar

– Maestro Kin ¿Por qué no mejoro en mi Kung-Fu?
-Has visto un atardecer desde las montañas?
-Si maestro.
-Has visto el agua golpear las rocas?
-Si maestro.
-Has visto la luna reflejada en el lago?
-Si maestro.
-Lo ves? Te pasas el día viendo gilipolleces en vez de prácticar……

Bueno, ahora en serio

El Cultural ¿Por qué la literatura de humor tiene tan mala prensa en España?
Guillermo Fesser Desde que salió la frase, “bueno, ahora en serio…” todos caímos en la trampa de creer que el humor era un arte menor. A lo mejor la Guerra Civil nos robó la capacidad de reírnos de nosotros mismos y todavía no la hemos recuperado del todo. Porque antes teníamos a Tono, Mihura, los hermanos Quintero, La venganza de Don Mendo, Chaves Nogales… Y se les apreciaba y respetaba. A ver cómo explicamos el siglo de oro sin Quevedo…

Guillermo Fesser. Por Ulises

Apoyo entre el cine

Negratinta. Pablo Sierra del Sol ¿Eres de los que piensan que al cine español le falta más apoyo?

Guillermo Fesser –No [piensa unos segundos]. Yo soy de los que piensan que falta más apoyo entre la gente del cine español. Primero, no creo en el cine español o en el cine chino. Creo en el cine, hay películas buenas y películas malas en todos los lados. Sí creo en la industria del cine español. En España hay un libro que nos determina, que es El Quijote y que creo que se ha leído mal. Se le ha dado demasiada importancia a don Quijote. Sin don Quijote, no se hubiera vendido tanto: un libro sobre un tipo al que no le pasa nada vende menos que el de un tipo loco que lucha con molinos. Lo hemos leído mal porque se ha decidido que todos tenemos que ser quijotes e individualistas, anárquicos. Todos tenemos que hacer nuestra cosa y que le den por culo al de al lado. El personaje clave de ese libro es Sancho Panza, un tío que curra, honesto, capaz de entablar relaciones con la gente que le rodea. Hay que explicar El Quijote desde el punto de vista de Sancho Panza. Nos iría a todos mucho mejor. Almodóvar hace un cine cojonudo, pero hace su cine. Y sálvese quien pueda. Amenábar, lo mismo. Y así sucesivamente.

El espejo de Mahatma Gandhi

Son siete los factores que destruyen al hombre:

  1. La Política sin principios.
  2. El Placer sin compromiso.
  3. La Riqueza sin trabajo.
  4. La Sabiduría sin carácter.
  5. Los Negocios sin moral.
  6. La Ciencia sin humanidad.
  7. La Oración sin caridad.
  1. Que la gente es amable, si yo soy amable;
  2. que las personas están tristes, si yo estoy triste;
  3. que todos me quieren, si yo los quiero;
  4. que todos son malos, si yo los odio;
  5. que hay caras sonrientes, si yo les sonrío;
  6. que hay caras amargas, si yo estoy amargado;
  7. que el mundo está feliz, si yo soy feliz;
  8. que la gentes son desagradables, si yo soy desagradable;
  9. que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo:

  1. Si yo sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa.
  2. La actitud que yo tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.
  3. El que quiera ser amado, que ame.