Nunca damos los votos. Tan sólo los prestamos

El desconcertante caso de Sedella, de pueblo ‘rojo’ a pueblo ‘facha’ en 24 horas por El Mundo.

«Y si dentro de cuatro años no nos gusta lo que hacen, si montan otro cortijo de otro color o si la gente sigue esperando diez meses para una colonoscopia, haremos como hemos hecho ahora con el cortijo de Susana: mandarlo a hacer puñetas, y a otra cosa, mariposa. Pues eso, precisamente, es lo que me encanta de la democracia: que nunca damos los votos. Tan sólo los prestamos».
Juan Manuel Jiménez Muñoz, médico y escritor malagueño

Carta original en el Facebook de Juan Manuel Jiménez Muñoz

Sedella, fuente El Mundo.