¿Cómo debería haber acabado Jurassic Park?

Fucking lizard!

El otro día recordé un pensamiento recurrente que siempre he tenido sobre uno de los personajes de la película Parque Jurásico (1993, Steven Spielberg), Ray Arnold interpretado por Samuel L. Jackson.

Samuel L. Jackson como Ray Arnold. ¡Mira que carita de buena persona!

¿Cómo es posible que Jackson sea derrotado por una lagartija?

¿Cómo es posible que Samuel L. Jackson sea derrotado por una lagartija gigante? En el libro de Michael Crichton un Velocirraptor lo destripa y se hace unos tallarines con sus intestinos a los pies de una escalera y encima descalzo. En la película el brazo de Jackson aparece colocado y colgado en una pared. No se muestran más detalles de su muerte en la cinta jurásica.

Por un año no se destapó el más duro Samuel L. Jackson de Pulp Fiction (1994, Quentin Tarantino) y con papeles protagonistas a los que no le sopla ni un Rex.

Con el Samuel L. Jackson que dio vida a Jules Winnfield en Pulp Fiction, Parque Jurásico hubiera acabado de otra forma.

«… mi nombre es Yahveh…» Jules en Pulp Fiction
«… Dios mató a los dinosaurios…» Ellie Sattler en Parque Jurásico

Los de «How it should have ended» que analizan películas famosas para dar un final más lógico y alternativo, y divertido, hacen lo suyo con Jurassic Park. y piensan lo mismo que yo sobre el personaje de Ray Arnold.

Hisse – 2011 «How Jurassic Park Should Have Ended»

Naturalmente debería haber acabado a balazos, salvados por Ray Arnold. El sistema sería reactivado y el parque habría abierto las puertas sin problemas.

Pero ¿y sí de repente Samuel L. Jackson tiene un punto débil? En Parque Jurásico muere con un pie descalzo. En Pulp Fiction abandona el mal camino cuando está desvestido. Sólo hay que despojarlo de su ropa para poder vencerle. Que no se enteren los villanos de Marvel que Nick Furia está en bermudas en su última apareción.

Lego Jurassic World

¿Tente o Lego?

El universo de Lego sigue extendiéndose por varias franquicias cinematográficas como las de Batman, Avengers o Jurassic Park. Por no mencionar la magnífica en mi opinión «La Lego película».  
Eso sí, siempre aplicándole ese filtro «cuadriculado» que la convierte en cine para Todos los públicos.

Aquí un ejemplo de la Legolización con el corto «Indominus Escape!» Y así varias versiones jurásicas.

Se puede saber lo viejuno que es uno diciendo que vio el estreno de Jurassic Park siendo niño en 1993 y por haber jugado con piezas de Tente (que no sé por qué tengo un recuerdo de que eran mejores que las piezas de Lego, pero Tente desapareció al igual que los «Micro Machines», los auténticos).

Legalización al completo, con merchandising, videojuegos, películas y quién sabe si seguirá creciendo y como los dinosaurios, hacerse con toda la pasta, comerse toda la pasta al «tente».

Presa

¡Michael Crichton visionario!

Robots biológicos

En WIRED science, explica muy por encima que los Xenobots son robots vivos creados con sólo dos tejidos biológicos, piel y células del corazón de ranas. Pero a pesar de que son robots muy básicos, los xenobots dice muestran un comportamiento complejo. Los investigadores esperan que pueden desbloquear los misterios de la comunicación celular. Un nuevo tipo de inquietante organismo que es programable.

¿Parque Jurásico 3?

Crichton escribió Parque Jurásico uno y dos. Bastante más tarde escribió Presa (Prey, 2002) en dónde una empresa de nanotecnología médica conseguía unir moléculas vivas y tecnología si mal no recuerdo. Sin nada que ver con las aventuras jurásicas perfectamente podría haber sido el tercer libro (yo creo que fue un reboot de Parque Jurásico), más si cabe con la tónica siempre presente de Crichton sobre los peligros de la tecnología.

Sólo espero que los xenobots que acaban de publicar los medios, no cambien de sexo y empiecen a procrear libremente, abriéndose nuevamente la vida camino.

¡Dinosaurios!

¡¡Están vivos!!

Los dinosaurios están vivos y no sólo por mantener a los temibles felinos Dientes de Sable a ralla en las escaleras.

Apunto estamos de cumplir cinco años de nuestro viaje de Luna de Miel en Costa Rica. Había animales por todos los sitios.

Los coaties pasaban tranquilamente por delante de nosotros en Monte Verde.

¡¡¡Y ahora!!!

¡¡¡Viven!!!