Entrevista a «Los planetas»

La conversación se anima con la polémica del año: la crisis de la industria discográfica tradicional. «Los piratas no son los que descargan música, sino los que se llevan la pasta. Esos que cobran 60 euros al mes por una línea de ADSL. No se puede criminalizar a quien enseña la música que le gusta a sus amigos», protesta Jota. ¿Soluciones? Cobrarle a las telefónicas, sugieren casi a coro. ¿Más giras? «No, eso es volver al juglar de la Edad Media», contesta Jota. A la conversación se suman los chicos de la discográfica y Florent.

Daniel Verdú – Madrid – 14/04/2010 El País